lunes, 19 de mayo de 2014

Reseña: Frío

¡Hola! Antes  que nada pedir disculpas por esta ausencia de no sé cuánto tiempo, pero en mi defensa diré que estaba de exámenes y me era muy difícil reseñar y, sobre todo, leer. Espero que sepáis perdonarme y sin más dilación os dejo la reseña.


Título: Frío

Autor: Laurie Halse Anderson


Editorial: Roca editorial


ISBN: 978-84-9918-137-0


Páginas: 237


Año de publicación: 2010


Precio: 16€


No debo comer. No debo comer. No debo comer.

No debo comer. No debo comer. No debo comer.

Lia se repite constantemente que no debe comer. En su vida solo hay sitio para contar las calorías, para hacer ejercicio cuando la han obligado a ingerir una cantidad de alimentos que ella considera excesiva. Siempre. Pero ahora su amiga Cassie, con quien llegó al terrible acto de convertirse en la más delgada del instituto, ha muerto y la persigue en sueños, porque se la quiere llevar con ella, no quiere estar sola al otro lado...


Cogí este libro de la biblioteca por dos razones: Porque la portada era preciosa y porque la sinopsis, las dos primera líneas, me llamaron muchísimo la atención. El problema estaba en que se suponía que no debía leer nada porque estaba de exámenes pero ya sabéis cómo es esto, solo quieres leer una página pero acabas leyéndote el libro entero. En fin. 

Al principio pensé que el libro no me iba a gustar demasiado, ya que trataba un tema del que nunca había leído nada: los trastornos alimenticios. Como ya he dicho empecé a leer sin estar completamente segura de que me fuera a gustar pero, la verdad, es que me ha encantado. La autora tiene una manera de narrar, a veces con pinceladas, y otras reflejando la cruda realidad que vive nuestra protagonista, Lia, que consiguió que no pudiera parar de leer y que me emocionara con cada palabra que leía.
Portada inglesa.

Lia sufre de anorexia  y tiene una imagen distorsionada de sí misma. Hija de una familia rota, tiene una madrastra y una hermanastra, que la adora, aunque eso no basta para llenar el vacío que siente por dentro. Además, su mejor amiga, Cassie, ha muerto y Lia se siente culpable porque Cassie la llamó treinta y tres veces la noche antes de morir y Lia no cogió el teléfono. Así, entre la culpa y la enfermedad empezamos a ver como Lia comienza desmoronarse, como va perdiendo el control poco a poco, como empieza a convertirse en una imagen traslúcida que solo pesa 44 kilos. 

Cassie, nuestra otra "protagonista", apenas sale en el libro pero la autora es capaz de hacernos comprender porqué hizo lo que hizo, porqué acosa a Lia cada vez que esta cierra los ojos, porqué es tan importante en la historia. Cassie es un personaje que no me cae del todo bien, con el que mantengo una relación de amor-odio. A Lia supe comprenderla y llegué a quererla un poco más con cada página que leía, pero Cassie, desde el primer momento, no me cayó bien, hay algo en ella que no me llega, que no me hace sentir del todo cómoda.


Portada italiana.
Frío no es una historia feliz, no te hace reír, sino que te hunde en un mar de desesperación, te sientes como Lia, lloras cuando ella llora, tiemblas cuando ella tiembla. Sientes el frío que la tiene congelada desde el principio de libro. Te preguntas porqué está enferma, cómo ha llegado a hacer lo que hace, porque no solo no come sino que también se corta, con el deseo de deshacerse de ese dolor que la carcome el corazón. Es aquí donde encuentro el porqué este libro me ha enganchado tanto: la autora sabe plasmar esos sentimientos que acosan a Lia tan bien que nosotros mismos nos vemos empujados a esa espiral de dolor de la que no parece salir nunca.
Y es que la autora,  como ella misma dice en una entrevista, tuvo problemas con los trastornos alimenticios y a raíz de las cartas de sus lectoras, donde confesaban tener problemas con la comida, donde compartían sus secretos más oscuros, Laurie Halse Anderson se decidió a escribir Frío, Wintergirls en inglés. 


En general, me ha encantado. Cómo trata el tema, con tanta honestidad. Cómo dibuja a los personajes, tanto a Lia como a Cassie(aunque esta no me caiga del todo bien) así como a los demás personajes. Cómo es capaz de hacernos entrar en un mundo del que se desconocen tantas cosas... Es un libro que me volvería a leer, con el que volvería a llorar y es un libro que os recomiendo a todos, aunque os aconsejo que estéis preparados para llorar y para pasarlo mal desde la primera hoja, pero merece la pena, de verdad.









No hay comentarios:

Publicar un comentario